Poesia

Vuelven los pájaros del otoño
con la lluvia templada de la primavera
en este verano en el que el frío del invierno
se queda postrado en las sombras del tiempo.

Amarga luz que vistes la noche de purpurina
y guías a las estrellas hasta el altar
donde el universo crea su último Big Ban
ante la mirada extraña que reza en el reino de los cielos.

Sangre que corre por las venas del destino
incienso, madera y oscuridad en el adiós de la humanidad
velas que acarician la desolación
cuando uno se va y ya no vuelve nunca jamás.

Luto lleva el agua del mar
la paz vuela ente gaviotas
sordos bajan los ríos
ciego está el viento
en este tiempo cambiante
en el que nosotros
somos cáncer
para la libertad
de la naturaleza.

ANTONIO DE HARO PÉREZ.