Poesia

Llantos en camas vacías
Un funeral removiendo las tripas
El acoso del cobarde
empujando a tu saliva
Palabras que no sientes escondiéndose
por las esquinas de tu cerebro
Una triste inocencia
lavando la ropa sucia de la juventud
en un recodo del río que no llegó
al mar de la sabiduría
El murmullo de los cotillas
perdiéndose en el eco de la verdad
Los sentimientos latigados
por tus malas esperiencias
En estos versos que no son de amor
ni una estrofa creada por el rencor
Solo unas letras enlazadas
que dicen más de ti
que tu propia conciencia
En este mismo instante
en el que lees un humilde poema
Porque disfrazar las cosas
no tiene que ser un traje
cosido con el hilo del ayer
ni con retales del hoy.

ANTONIO DE HARO PÉREZ