Poesia

Un ciclo de historias
con los juguetes rotos de la juventud
con aquellos hallazgos que sobrepasaban los buenos ratos
en sofás de esperanzas y gritos de libertad
que corrían por viejas calles
donde la amargura era el paso del tiempo
y el reloj de la vida la inocencia.
En esos buenos momentos en el que cobraba vida
todo menos la lejanía de la muerte
que dormía envuelta en licor ardiente
y canciones de época que mordían nuestras lenguas.
En aquellas cavernas de voz oscura y neones infinitos
por los que nuestra sangre corría
y nosotros vivíamos sin apenas pensar en nada.

ANTONIO DE HARO PÉREZ.