Poesia

Horas paseando por mi ciudad traviesa
entrando de madriguera en madriguera
escondiéndome en las barras desnudas.

Pasatiempos en forma de vidrio y hielo
juegan con mi mente y esclavizan a mi ser
hasta ser prisionero de los vicios.

Cristales rotos aparecen en las estrellas
que maquillan los bares atientas
donde mis pasos llevan las herraduras del amanecer.

En esas costumbres que liberan
la rutina matutina y llevan puestas
la sonrisa falsa del anochecer.

ANTONIO DE HARO PÉREZ