Poesia

Dama de costuras
de hilo suave como la seda
capricho de caramelo
que endulzas el algodón
del cielo.

Dama de paseo
que caminas sobre
el lienzo del mar
en esos anocheceres
en los que el Sol
te deja de mirar.

Dama impaciente
que llevas escondida
en tu frente
el recuerdo aquel
que hoy siento
sobre la mía.

Dama vagabunda
que te cobijas
entre mis sábanas
sin saber dónde
vive tu corazón
y dónde mi amor.

ANTONIO DE HARO PÉREZ