Poesia

Por las farolas donde dejan de volar los gorriones
y los amantes comparten flores
Por las esquinas de esas calles que no tienen destino
Por los burladeros de los ladrones sin estilo
que roban a base de ser cansinos
Por los rincones de las barras
donde se pierde la vergüenza a base de vino
Por los desnudos de la vida
que te dejan a solas y sin camino
Por el naufragio del matrimonio
sin saber si fallo ella o fuiste tú sin previo aviso
Por los excesos sin sesos
ni conocimiento de causa
Por si algún día te puede la culpa
y no pides disculpas
Por no saber si fue verdad o mentira
Por ser como eres sin saber como te ven los demás
Por esos ratos en los que la vida te pide un minuto de silencio
cuando en tu cabeza tienes un montón de grillos
Brindemos sin desear nada más
que algún día seamos comprendidos.

ANTONIO DE HARO PÉREZ