Poesia

Duende blanco de la noche
paseas sin miedo
por los rincones del deseo.
Descalzo y sin hacer ruido
te introduces en la sangre
vagabunda de la gente.
Anciano sin edad
herededro del vicio
amargor adinerado.
Vives deprisa
mueres despacio
asesinas sin juicio.
Soledad maniatada
a la mentira
sin piedad.
Descuidas tus modales
a la hora
de exhibir tu poder.
Dulce droga
que manipulas
la personalidad.

“Y perviertes a la sociedad…”

ANTONIO DE HARO PÉREZ