Poesia

Ya he visto demasiados calaveras de ensueño
Vestidos con pijamas siniestros
que cambian por esmóquines sin conocimiento
En jaulas abiertas a la esclavitud de un pueblo
Pidiendo dinero con papeles expuestos
a la cobardía de las personas que viven de impuestos.

Sin ser rector del calabozo del infierno
ni pintarme la cara con pinturas de guerra
para salir a la calle a luchar como uno cualquiera
Simplemente siento un siervo de las terapias
que ideologizan hombres sin sentimientos
y sin libros abiertos por los que tener ninguna credibilidad.

“Somos unos aficionados en un país incierto…”

ANTONIO DE HARO PÉREZ