Poesia

El ridículo del último momento
la despedida despiadada
del adiós con amargura
o la víctima desconsolada
del que se queda.
Una torpeza del tiempo
esculpida por las lágrimas
de la incomprensión.
Una canción con un triste final
y con el estribillo del desconsuelo.
Las páginas de un libro
que pasan tan rápidas
como duelen sus palabras
en los recuerdos de todo aquel
que escribió alguna de ellas.
De ese libro de la vida
en el cual todos somos tan frágiles
que nunca sabemos
si llorar es una solución
o aprender a vivir
es nuestra única opción.

CHATO FOREVER… ADIOS AMIGO…NOS VEMOS…SUSIERRA