Poesia

Dragones encadenados al destino

recorren el interior de mi mente

Señores que dicen ser Dioses

hablan a mi conciencia

Reinos eternos de felicidad

son invadidos por mis rencores

Cielos cubiertos de sueños

se van con el viento de la dejadez

Papiros que escribí de pequeño

se sepultan en las pirámides de la edad…

Y todo esto

al mismo tiempo

que mi comprensión

no llega a aceptar

 mi cruda realidad…

CHATO FOREVER

Notas de piano

 se oyen en la melodía

 que mi respiración ansia

 Cuando mis dedos acarician

 esas suaves teclas

 que por tu piel se marcan

Al sentir la música

que solo se encuentra

en las partituras

que tu mirada escribe

sobre el papel de mis ojos.

CHATO FOREVER