Poesia

Los pensamientos de la nostalgia
plagian mi sed pasajera
un cúmulo de actos
se desvergüenzan
en el tono gris
de la claridad.

La soledad
se une al silencio
de mis palabras
en el despertar
de mis lágrimas
que humedecen mi mirada.

Mi sombra se convierte
en un arlequín
que trepa
más allá
de los límites
de mis sueños.

Y solo vivo
en una burbuja
de la cual
el viento
marca mis pasos
hasta mi final.

Antonio de Haro Pérez